Obligatoriedad de contratación del Seguro Deportivo: coberturas, sujetos y otras cuestiones relevantes

No Comments

Siguiendo la línea marcada en nuestro artículo que cuestionaba la obligatoriedad de contratar un seguro deportivo para la práctica de deporte, en el post de esta semana vamos a continuar y ampliar todo lo relacionado con la temática del seguro deportivo obligatorio. ¿Conoces cuál es la cobertura de contratación del seguro deportivo Obligatorio o qué entidad se hace cargo de las lesiones sufridas en la práctica deportiva? Continúa leyendo para resolver esta y otras dudas…

¿Cuál es la cobertura de contratación del seguro deportivo?

El Real Decreto 849/1993 de 4 de junio establece las prestaciones mínimas de cobertura de contratación del seguro deportivo obligatorio:

  • Asistencia medico/quirúrgica y hospitalaria en accidentes ocurridos en España sin límite de gastos y con límite temporal de 18 meses desde el accidente.
  • Gastos farmacéuticos en las mismas condiciones que el punto anterior.
  • Las prótesis y material de osteosíntesis, en régimen hospitalario, con el mismo límite de 18 meses desde el accidente.
  • Gastos de rehabilitación durante el mismo periodo de 18 meses.
  • La asistencia médico quirúrgica, hospitalaria y farmacéutica en accidentes ocurridos en el extranjero con un límite total de 60.000€ y temporal de 18 meses. Esta prestación es compatible con las indemnizaciones que correspondan al final del tratamiento por pérdidas anatómicas o funcionales consecuencia del accidente.
  • La indemnización por pérdidas anatómicas o funcionales consecuencia del accidente con una cobertura mínima en los casos más graves (tetraplejia) de 120.000€
  • Los gastos por fallecimiento que sea consecuencia del accidente deportivo por importe no inferior a 60.000€
  • Si el fallecimiento se produce en la práctica deportiva pero sin ser consecuencia de la misma la cobertura mínima será de 1.800€
  • Los gastos por compra de material ortopédico para curarse de un accidente deportivo con un mínimo del 70% de su precio en el mercado.
  • Gastos en dentista por lesiones en la boca que surjan por accidente deportivo con una cobertura mínima de 240€
  • Los gastos que origine el traslado o evacuación del deportista accidentado hasta el hospital concertado en territorio nacional.
  • Asistencia médica en centros o facultativos concertados en todo el territorio nacional.
  • Libre elección de médicos y centros sanitarios concertados en toda España. 

 Y el Seguro de Responsabilidad Civil (RC), ¿es obligatorio para el club deportivo?

A diferencia de la cobertura de contratación del seguro deportivo y la obligatoriedad del mismo, en este caso se podría asegurar, que es más recomendable que obligatorio. Si el club deportivo lo tiene contratado podrá protegerse ante cualquier incidente que pueda ocurrir en un evento organizado por el mismo club.

De hecho ya es casi obligatorio si se quiere optar a las subvenciones que los ayuntamientos establecen a los clubs deportivos, ya que muchos de estos ayuntamientos tienen entre sus requisitos aportar este seguro con el resto de documentación que establece la normativa reguladora de la subvención.

¿Quién se hace cargo de las lesiones y/o accidentes sufridos en la práctica deportiva?

El artículo 59.2 de la Ley del Deporte establece que : “Con independencia de otros aseguramientos especiales que puedan establecerse, todos los deportistas federados que participen en competiciones oficiales de ámbito estatal deberán estar en posesión de un seguro obligatorio que cubra los riesgos para la salud derivados de la práctica de la modalidad deportiva correspondiente. En el caso de que la asistencia sanitaria sea prestada por una entidad distinta a la aseguradora, esta última vendrá obligada al reintegro de los gastos producidos por dicha asistencia, conforme a lo establecido en el artículo 83 de la Ley General de Sanidad…”

Si se produjeran lesiones y/o accidentes debidos a la práctica deportiva federada será la entidad aseguradora de cada federación deportiva quien se hiciera cargo. Además, cada federación deportiva debe informar a sus deportistas de los centros médicos a los que debe acudir en caso de accidente o lesión.

Por supuesto, en caso de gravedad el herido deportivo debe ser llevado al centro médico más próximo o mejor preparado. En caso de que acuda a un hospital de la Seguridad Social, y conforme a lo establecido en el artículo 83 de la Ley General de Sanidad, los gastos económicos ocasionados por las atenciones recibidas pueden ser reclamados a la compañía aseguradora o al propio interesado.

Es muy importante recordar que  la mayoría de las páginas web de las federaciones deportivas indican cuál es la compañía de seguros que efectua la cobertura de riesgo, los centros médicos a los que acudir, y muy importante, los protocolos de actuación, si es necesario disponer de un parte de accidente previo al acto de acudir a la consulta, la cobertura de contratación del seguro deportivo y hasta de las cuantías aseguradas, entre otras muchas informaciones. 

¿Qué son las cláusulas con pactos de exoneración de la responsabilidad o de conocimiento del riesgo?

Se entiende por pacto de exoneración de responsabilidad, la estipulación negociada por los sujetos de la obligación, encaminada a suprimir la responsabilidad del deudor en caso de incumplimiento de la misma. Es  muy habitual encontrar cláusulas o estipulaciones que exoneran de responsabilidad, total o parcialmente, a los organizadores de eventos deportivos  o a los propietarios de instalaciones deportivas. En ellas, el participante en el evento o el cliente o usuario de la instalación se ve obligado a renunciar anticipadamente a exigir los daños y perjuicios que le pudieran ocasionar. Un ejemplo de estas cláusulas sería: “La organización declina toda responsabilidad por los daños, perjuicios o lesiones que la participación en esta prueba deportiva  pueda ocasionar a sí mismo, a otras personas e incluso en el caso de que terceras personas causen daños al participante”.

  • Un sector de la doctrina ha negado tajantemente la admisibilidad de las cláusulas de exoneración, pero la realidad diaria es que las empresas, clubes, asociaciones y demás personas vinculadas con la organización de eventos deportivos de competición  las siguen incluyendo en los contratos de prestación de servicios.
  • El artículo 1102 del Código Civil  dispone que “La responsabilidad procedente del dolo es exigible en todas las obligaciones. La renuncia de la acción para hacerla efectiva es nula.” Es un principio general el que la responsabilidad penal no puede ser exonerada por cláusula contractual alguna, pues las cláusulas contrarias a la ley son nulas.
  • El artículo 8 del Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, que aprueba la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, establece que es un derecho básico de los consumidores y usuarios la indemnización de los daños y la reparación de los perjuicios sufridos., y el  art 130 establece que “Son ineficaces las cláusulas de exoneración o de limitación de la responsabilidad civil prevista en este libro”.

Considera, por tanto,  abusivas las cláusulas que limiten o priven al consumidor de los derechos reconocidos por normas dispositivas o imperativas, en concreto las que pretendan evitar la indemnización por los daños y perjuicios sufridos y quieran excluir la responsabilidad del empresario en el cumplimiento de los contratos, por los daños, por la muerte o por las lesiones causadas al consumidor y usuario por una acción u omisión de aquél.

Las cláusulas abusivas que limiten o priven al consumidor de los derechos reconocidos son consideradas nulas. Los Tribunales han considerado que estas cláusulas son nulas de pleno derecho, entendiéndose por no puestas, siendo válidas el resto de estipulaciones Igual consideración tienen las cláusulas de conocimiento y asunción del riesgo, tales como: “somos conocedores del riesgo implícito del ejercicio o la actividad deportiva que vamos a realizar, asumiendo los posibles daños”.

En éstos y otros supuestos, nos podemos encontrar que los Tribunales modulen la responsabilidad, apreciando concurrencia de culpas y acordando una indemnización menor.

Sin embargo, entendemos que todo es matizable y, habrá que estar al contexto en el que se pacte la referida cláusula o la forma de redacción de la misma. No es lo mismo la cláusula que recogimos anteriormente que otra cláusula en la que simplemente se recoja un consentimiento informado que pueda dar lugar a una minoración de la responsabilidad del prestador o a una modulación de esta en caso de responder civil o penalmente: “El  deportista participante afirma tener conocimiento de que la actividad a realizar presenta riesgos y puede tener consecuencias imprevisibles al desarrollarse en terreno o zonas de  peligro con puesta en peligro de la integridad física del deportista.  El  deportista participante reconoce que ha sido informado por parte del organizador del evento deportivo de todas las características de la actividad  (físicas, psicológicas, material, lugar, climatología, etc.) y  conscientemente y con  pleno conocimiento  decide realizarla a sabiendas de ello.”

Por tanto, puede ser interesante, teniendo en cuenta que en caso de dolo o negligencia dichas cláusulas no tendrían validez ninguna, incluir cláusulas de conocimiento y consentimiento informado, para luego será fácil probar nuestra total diligencia en la prestación del servicio.

La culpa exclusiva de la víctima, consistirá en el incorrecto uso y realización de la actividad siempre que haya sido correctamente informada por parte del prestador (ahí es cuando una cláusula puede probar en un litigio que estaba plenamente informada del tipo de actividad que iba a desarrollar y de las consecuencias de la misma), de cuyos daños, a sensu contrario excluye de responsabilidad del organizador del evento.

Conclusiones en relación al pacto de exoneración de responsabilidad

Podemos establecer que, se pacte por escrito o no, sería válida la limitación o exoneración de responsabilidad ante daños causados por culpa exclusiva de la víctima. En otro sentido, el prestador respondería en todo caso por dolo o negligencia, o en caso de accidente por culpa si no actuó informando correctamente al usuario.

No respondería, o dicha responsabilidad se vería diluida, en caso de accidente, si se prueba que éste ha actuado diligentemente y además existe una cláusula expresamente firmada por el cliente, en el cual manifiesta tener conocimiento de la actividad, de los peligros inherentes a ella y haber recibido correcta información e instrucción por parte del prestador, atendiendo siempre al caso concreto. Le corresponde al organizador del evento deportivo, como hemos dicho, demostrar la adecuada información al  deportista, como consumidor, sobre el peligro del producto o servicio ofrecido y formas de evitarlos. Ahí es donde entra en juego, como indicio, la firma de cláusulas de consentimiento e información.

Por lo tanto, las cláusulas de exoneración, en contratos generales con usuarios no tienen validez ninguna, pero con una buena y diligente redacción, en el ámbito de un consentimiento y conocimiento informado de la actividad deportiva a realizar, no estaría de más emplearlas pues actuarían como un indicio o prueba de nuestra diligencia ante una posible reclamación, aunque teniendo siempre en cuenta que no estamos estableciendo una barrera infranqueable.

Nada puede hacerse contra la negligencia, dolo o falta de información ocasionada por el organizador del evento. La mejor recomendación en este caso es prevenir.

 

Si necesitas más información sobre la cobertura de contratación del seguro deportivo o cualquier otro relacionado con el derecho deportivo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros como abogados expertos en derecho deportivo en Madrid.

Your Thoughts

Responsable del tratamiento: ABOGADOS HERNANI S.L.P.

Datos de contacto: ABOGADOS HERNANI S.L.P. Calle Edgar Neville, 16 5º B, 28020 Madrid, España. Teléfono:  915560006 Fax: 914178524 Email: info@abogadoshernani.com.

Base para el tratamiento: Consentimiento del titular de los datos.

Tratamiento que requiere su consentimiento: Remisión de información sobre las actividades de   ABOGADOS HERNANI S.L.P.  así como de comunicaciones comerciales vinculadas a sus productos y servicios.

Destinatarios: No se cederán los datos a terceros ajenos.  Sus datos se conservarán hasta que usted nos solicite que desea dejar de recibir informaciones de ABOGADOS HERNANI S.L.P.

Derechos: Usted, puede ejercer sus derechos de transparencia, información, acceso, rectificación, supresión o derecho al olvido, portabilidad, limitación y oposición al tratamiento de la información que le concierne y autoriza a formar parte de los tratamientos de datos personales llevados a cabo por  ABOGADOS HERNANI S.L.P.

Los derechos precitados podrán hacerse efectivos ante  ABOGADOS HERNANI S.L.P. , en la dirección postal y en las direcciones de correo electrónico antes señaladas, si bien, en el encabezamiento se deberá añadir el título "protección de datos"  y en la  comunicación deberá acompañarse de una fotocopia del DNI, por tratarse de un derecho personalísimo. No obstante, existen formularios a su disposición para ejercitar tales derechos.

Usted tendrá, asimismo, el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control como es la Agencia Española de Protección de Datos, por un tratamiento ilícito relativo a sus datos personales.