La recuperación de impagados en las Federaciones Deportivas

No Comments

El Gobierno de España, presidido por M. Rajoy, podría estar a punto de solicitar ayuda para la banca española, solicitando el rescate del Eurogrupo. De tener uno de los sistemas financieros más sólidos del mundo, se ha pasado a necesitar una inyección de al menos inicialmente unos 40.000 millones.

Para las empresas, entre ellas las Federaciones Deportivas y las Asociaciones deportivas (entidades privadas sin ánimo de lucro) esta situación, unida a coyuntura económica que se atraviesa desde 2007 y la escasez de financiación, va a dificultar aún más si cabe la vida económica y deportiva, por lo que se hace imprescindible asegurar que las operaciones comerciales que se realicen con terceros privados o públicos, aseguren al máximo el cobro con sus clientes.

Según datos actuales, más del 25% de las empresas cierran por impagos de sus clientes, y el 35% de los concursos de acreedores viene derivado por esta misma causa. Algunas federaciones ya han presentado concursos voluntarios, con propuestas de liquidación Federación Alavesa de Pesca, o bien con propuestas de convenio Federación Madrileña de Natación.

Para las federaciones deportivas, las Administraciones Públicas son uno de los principales actores en esta situación. Federaciones, estatales y autonómicas están sufriendo el retraso e impago por parte de las diferentes administraciones, con el consiguiente peligro para la continuidad de la actividad deportiva y con la correspondiente pedida de puestos de trabajo.

En este punto, recordar el plan de pago a proveedores que ha puesto en marcha el Gobierno por valor de 30.000 millones de euros, y que está en plena ejecución tanto para Entidades Locales como para Comunidades Autónomas.

En los últimos meses hemos asistido a una carrera por parte de las empresas para certificar y registrar todas las facturas pendientes de cobro y que no aparecían en la web de la AEAT. Todo ello se hubiera evitado en parte con una buena gestión de las cuantas a cobrar con la administración pública, mediante la conformación.

Esta gestión que a priori, con las administraciones públicas deberían parecer fácil (por ley una administración pública no puede ser insolvente) se está convirtiendo en un verdadero problema , que está llevando cada vez a más empresas, entre ellas a federaciones y asociaciones y clubes deportivos, a la reclamación jurídica tanto de las cantidades adeudadas como de los intereses de demora. Cabe recordar que según la ley de morosidad las Administraciones Públicas están obligadas a pagar en 40 días y las empresas privadas a 75 días.

Desde nuestro despacho, Abogados Hernani S.L.P., recordamos a todos los medios que la legislación actual ofrece al respecto:

  • Reclamación Judicial
  • Cobro del principal
  • Cobro de los intereses de demora
  • Costes de cobro
  • Recuperación del IVA de las facturas no cobradas

Para el éxito de la reclamación judicial es imprescindible tener la deuda debidamente conformada y registrada.

Esto se consigue únicamente mediante una metodología y unos eficientes procesos de gestión de cobros.

No es suficiente con enviar la factura al correspondiente deudor público y esperar a que pague, sino que tenemos que acometer una serie pasos para asegurarnos la correcta conformación de la deuda, como son:

  • Procesos de la cadena order to cash.
  • Correcta recepción del pedido o servicio contratado.
  • Envío y recepción de la mercancía o certificación del cumplimiento del servicio.
  • Envío de la factura al cliente.
  • Contabilización y registro de la factura.
  • Documentar y registrar toda la documentación relacionada con los procesos anteriores, (pedidos, contratos, albaranes de entrega, de recogida, etc.) ya que toda esta documentación nos ayudará a acreditar que hemos suministrado o prestado el correspondiente servicio.
  • Posteriormente es muy conveniente obtener un documento por parte del deudor en el que haga constar las facturas que están registradas, aprobadas, etc. En este documento debe aparecer el nombre del deudor, la fecha de factura, el número de factura, importe.

En definitiva, hay que realizar una labor preventiva en la gestión de las cuentas a cobrar para anticiparse a las posibles incidencias que puedan tener las facturas y obtener tanto la conformación como una fecha de pago cuanto antes, ya que lo que no esté correctamente conformado no se puede reclamar judicialmente.

Mediante la elaboración de proyectos para la conformación de factura (conformación + gestión de la documentación + reclamación de deuda) se obtiene una rebaja sustancial de los días medios de conformación de deuda.

También es importante recordar que cuando se va a interponer una reclamación, aparte del principal y los intereses de demora, se pueden reclamar los costes de cobro (máximo un 15% de la deuda).

Esto significa que todos los costes en los que se incurra para tratar de recuperar esa deuda pueden ser incluidos en la demanda.

Con estas acciones se minimiza el impacto de la morosidad en las cuentas. Consideramos que todo ello es una buena opción tanto para las facturas anteriores al 31/11/2012 que han podido quedar fuera del plan de pago a proveedores, como para la deuda del 2012.

Otro día expondremos lo procedente para asegurar los cobros procedentes de las propias cuotas de licencia (parte de cuota estatal) cuando son cobradas por las federaciones territoriales.

Your Thoughts