Plazos y ventajas para cobrar un seguro de vida. Parte II

No Comments

Si en nuestro artículo previo realizamos una precisa explicación de cómo debes actuar para cobrar el seguro de vida por fallecimiento o invalidez. En este artículo, daremos paso a la explicación de cuáles son los plazos y las ventajas existentes para cobrar un seguro de vida, además de incluir un ejemplo práctico que tratamos en nuestro despacho jurídico.

Plazos para cobrar un seguro de vida

El plazo para la comunicación de un siniestro es de siete días tras su conocimiento, salvo que en la póliza se especifique otra cosa. 

En caso de incumplimiento, la aseguradora podrá reclamar los daños y perjuicios causados por la falta de declaración.

El asegurado deberá, además, dar al asegurador toda clase de informaciones sobre las circunstancias y consecuencias del siniestro. En caso de violación de este deber, la pérdida del derecho a la indemnización sólo se producirá en el supuesto de que hubiese concurrido dolo o culpa grave.

La ley fija un plazo de cinco años de prescripción para reclamar los seguros personales, como los de vida, accidentes o enfermedad. La prescripción puede ser interrumpida mediante reclamaciones extrajudiciales (burofax, cartas certificadas, emails, etc.). El asegurado puede reclamar tanto la indemnización como los intereses de demora.

En definitiva, por ley la aseguradora dispone de hasta tres meses para abonar la indemnización desde la notificación del siniestro y la aportación de la documentación correspondiente. En caso de no hacerlo por causa no justificada, podría ser sancionada (la indemnización se incrementará con el pago de un interés anual equivalente al del interés legal del dinero vigente).

¿Y si hemos excedido los plazos?

Hemos hablado de plazos para las diligencias a la hora de poder cobrar un seguro de vida y, es posible que, por desconocimiento, se haya pasado alguno. En consecuencia, es posible que la compañía se muestre reticente a la hora de facilitar el capital correspondiente.

No obstante, por ejemplo, si la falta de notificación en el plazo de siete días se debe a una razón que no sea negligente ni deliberada, tiene solución. Es posible solicitar el certificado rápidamente, mantener el justificante de presentación y notificar a la aseguradora el siniestro tan pronto como lo tengamos en nuestro poder.

Ventajas del seguro de vida

El seguro de vida puede llegar a ser más ventajoso que dejar unos ahorros en una caja de caudales , o en un banco para quien tú quieras designar como beneficiario, ya sea tu cónyuge, tus hijos, un familiar  o un amigo/a, porque es algo que no se puede embargar.

En una herencia, puedes heredar deudas también, en caso de que las hubiera. En cambio, el importe que provenga de cobrar un seguro de vida es inembargable, aunque los herederos legales o algún acreedor que pudiera tener el tomador fallecido reclamen cobrar lo que se les debe. Así, el tomador descansa con la tranquilidad de que, aunque alguna deuda aparezca, sus beneficiarios pueden contar con las cantidades que percibirán del seguro de vida sin ningún problema.  

Además, no interfiere con ninguna de las prestaciones que puedan corresponder a los beneficiarios por parte de la Seguridad Social. Podrán recibir tantas indemnizaciones como seguros se tenga, sin límites de importe ni de número, y cobrar las pensiones correspondientes por ejemplo por jubilación, orfandad, viudedad o invalidez. 

En el caso de que la aseguradora sea reacia a pagar el seguro de vida,  te recomendamos que acudas a nosotros, también somos ABOGADOS ESPECIALISTAS en materia de seguros.

Algunas experiencias comunes del despacho

Estos asuntos  corresponden con la casuístima más habitual  de denegación de cobertura por las aseguradoras de seguro de vida:

Don I.R.C. tenía suscritas dos pólizas  de  seguro de vida con incapidad. La Seguridad Social le declaró en situación de invalidez absoluta y uno de los seguros tardó 10 meses en indemnizarle. Tras nuestra intervención por esta póliza consiguió el reembolso de 6.000 euros por la demora del asegurador en el pago.

El mismo asegurado tenia otra póliza de seguro y la entidad aseguradora le denegó la prestación asegurada. Tras nuestra intervención exigiendo la información debida, conseguimos negociar con la entidad aseguradora que se ampara en causa injusta para no pagar la póliza.

Don J.R.L tenía contratado el seguro  de vida que le hizo el banco vinculado a la hipoteca y la entidad aseguradora, tras el fallecimiento y la reclamación interpuesta por los herederos, comunicó que había una ocultación dolosa del estado de salud  y denegó la prestación. Acudieron a nuestro despacho y se pudo acreditar la no existencia de tal ocultación, por lo que percibieron el importe total de la hipoteca pendiente más los intereses de demora.

 

En Abogados Hernani aconsejamos siempre que busquen asesoramiento en materia de seguros, para así evitar situaciones legales indeseadas.

Puedes ponerte en contacto con nosotros , estaremos encantados de asesorarte.

Your Thoughts