Fiscalidad aplicable a las aportaciones económicas realizadas a entidades sin fines lucrativos

No Comments

La Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de Régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo, y el Real Decreto 1270/2003, de 10 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento de fiscalidad aplicable a las aportaciones económicas realizadas a entidades sin fines lucrativos y de los incentivos al mecenazgo, establecen TRES modalidades de mecenazgo:

1º El régimen fiscal de los donativos a ENTIDADES BENEFICIARIAS DEL MECENAZGO.

El régimen fiscal de los donativos a ACTIVIDADES PRIORITARIAS DEL MECENAZGO.

El régimen fiscal de OTRAS FORMAS DE MECENAZGO EMPRESARIAL, régimen que, a su vez, acoge tres modalidades de participación:

  • Los CONVENIOS DE COLABORACIÓN EMPRESARIAL en actividades de interés general.
  • Los GASTOS en actividades de interés general.
  • Los PROGRAMAS DE APOYO a acontecimientos de excepcional interés público.

Las  empresas que  decidan aportar  una cantidad de dinero a una entidad sin fines lucrativos con la finalidad de colaborar en la consecución de los fines de ésta,  como  son las  Federaciones  Deportivas Españolas,  pueden instrumentar esta aportación a través de distintas figuras.

Concepto de donación, convenio de colaboración y acuerdo de patrocinio publicitario

Analizamos en el presente post la fiscalidad aplicable a las aportaciones económicas realizadas a entidades sin fines lucrativos, tanto de las empresas donantes como de las entidades sin fines lucrativos beneficiarias, en función de si su relación se instrumentaliza a través de:

  • Donación. Las empresas que efectúen donaciones y aportaciones irrevocables puras y simples a favor de las entidades sin fines lucrativos tendrán derecho a aplicar una deducción en la cuota resultante del Impuesto sobre Sociedades.

Para que las sociedades donantes puedan beneficiarse de la deducción expuesta, las fundaciones y asociaciones declaradas de utilidad pública deben cumplir los requisitos establecidos en el Título II de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre.

  • Convenio de Colaboración. El convenio de colaboración empresarial es aquél por el cual las entidades beneficiarias del mecenazgo, a cambio de una ayuda económica para la realización de las actividades que efectúen en cumplimento del objeto o finalidad específica de la entidad, se comprometen por escrito a difundir, por cualquier medio, la participación de la empresa o entidad colaboradora en dichas actividades.
  • Contrato de patrocinio publicitario. El contrato de patrocinio publicitario es aquél por el que el patrocinado, a cambio de una ayuda económica para la realización de su actividad deportiva, benéfica, cultural, científica o de otra índole, se compromete a colaborar en la publicidad del patrocinador.

El contrato de patrocinio implica que la entidad donataria debe ser mucho más activa al colaborar en la publicidad del patrocinador no limitándose, únicamente, a dar notoriedad a la participación de la empresa donante a cambio de la ayuda económica recibida.

¿Cuál es la fiscalidad aplicable a las aportaciones económicas realizadas a entidades sin fines lucrativos?

–> Fiscalidad aplicable a las aportaciones económicas realizadas a entidades sin fines lucrativos en el Impuesto sobre Sociedades. 

  • Donación. Para la empresa donante el donativo es un gasto no deducible. Por este motivo hay que efectuar un ajuste fiscal positivo. La deducción en cuota del Impuesto sobre Sociedades es del 35% con límite del 10% de la base imponible. Para la entidad sin fines lucrativos el donativo percibido es una renta exenta.
  • Convenio de Colaboración empresarial. Para las entidades sin fines lucrativos las ayudas recibidas a través de los convenios de colaboración empresarial se encuentran exentas del Impuesto sobre Sociedades.

Para la empresa colaboradora las cantidades aportadas tienen la consideración de gasto deducible en el Impuesto sobre Sociedades.

  • Contrato de patrocinio publicitario. El tratamiento fiscal es el mismo que en los contratos de colaboración empresarial dada la dificultad que conlleva diferenciar entre éste y el acuerdo de patrocinio. Así, la aportación económica efectuada por la patrocinadora es un gasto fiscalmente deducible en el Impuesto sobre Sociedades.

El gasto publicitario producido por la aportación de la patrocinadora en cumplimiento del acuerdo de patrocinio es fiscalmente deducible, puesto que se considera relacionado con la actividad de la empresa y tiene como finalidad la obtención de ingresos. 

–> Fiscalidad aplicable a las aportaciones económicas realizadas a entidades sin fines lucrativos en el Impuesto sobre el Valor Añadido. 

  • Donación. Los donativos entregados a las entidades sin fines lucrativos para que cumplan con sus objetivos son entregados sin contraprestación alguna. Por este motivo la operación queda no sujeta al IVA.
  • Convenio de Colaboración empresarial. El artículo 25.1 de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, establece que la difusión de la participación del colaborador, en el marco de los convenios de colaboración definidos en este artículo, no constituye una prestación de servicios. Siendo esto así, nos encontramos ante una operación no sujeta al IVA.
  • Contrato de patrocinio publicitario. El contrato de patrocinio publicitario se diferencia del convenio de colaboración empresarial  en el tratamiento del IVA. En este caso, la operación queda sujeta al IVA al configurarse como una prestación de servicio de publicidad llevada a cabo por la entidad sin ánimo de lucro a cambio de una contraprestación económica.

Nuestras recomendaciones

En general, cuando  dispongamos de  cuota impositiva del Impuesto de Sociedades  suficiente, será más beneficioso realizar donativos a entidades sin ánimo de lucro antes que establecer convenios de colaboración o acuerdos de patrocinio.

Ello es justificado porque, por convenios de colaboración o acuerdos de patrocinio, sólo se permite una deducción del gasto en base imponible, recuperando un 30% del gasto en el que se ha incurrido, por el contrario en el caso de los donativos, la deducción en cuota es del 35%.

A pesar de lo expuesto, hay que tener en cuenta aquellos casos en los que es de aplicación el límite de la base de la deducción por donativos, establecido en el 10% de la base imponible del Impuesto sobre Sociedades.

Cuando esto suceda, siempre que haya cuota impositiva suficiente, resultarán más beneficiosos, los beneficios fiscales aplicables al convenio de colaboración o patrocinio.

No obstante existen otras formas de realizar aportaciones de mecenazgo que pueden obtener mayor rentabilidad fiscal.

En Abogados Hernani somos profesionales sobre derecho deportivo, si quiere tener asesoramiento especializado, no dude en ponerse en contacto con nosotros a través de este enlace.

Your Thoughts