Cómo tributan las participaciones preferentes en la declaración de la renta (II)

En el post de esta semana vamos a seguir la línea de nuestro artículo previo que también versaba sobre “Cómo tributan las participaciones preferentes en la declaración de la renta”; y explicaremos la tributación de las participaciones preferentes conforme a los otros casos diferentes que nos quedan por ver.

¿Cómo tributan las participaciones preferentes en la declaración de la renta cuando existe un acuerdo de compensación?

Estaríamos ante acuerdos privados con el banco y también  sobre todo, ante  los laudos arbitrales que obligan a las entidades a una compensación adicional hacia el preferentista.

En estos supuestos a la tributación anterior por los cupones y posterior canje de acciones hay que sumar la compensación del banco.

El RDL 6/2015 establece que para las compensaciones a partir del 1 de enero de 2013 es posible declarar un único rendimiento de capital mobiliario que integre la suma de la compensación del banco más el valor de la transmisión final de las acciones menos la inversión inicial en preferentes.

En otras palabras, de una sola vez  poner en la renta 2015 el resultado total de la operación, del dinero que se destinó a este producto.

Quienes ya hubiesen declarado las rentas derivadas del canje podrán presentar una autoliquidación complementaria sin sanción, intereses o recargo, al entender el Estado que esta es una situación excepcional.

Existe, además  otra alternativa. Los contribuyentes que prefieran pueden aplicar las normas del punto anterior añadiendo además la compensación del banco a los rendimientos de capital mobiliario.

Además, en caso de que hubiesen recibido el dinero del banco en 2013 o 2014 podrán minorar el rendimiento de la compensación en el importe de pérdida patrimonial de la base imponible general derivada de la venta de acciones a menos de un año (norma aplicable en la renta 2014 pero no en la renta 2015) que no se haya podido compensar a través de la integración y compensación normal de rentas.

El ejemplo que publica la Agencia Tributaria

En su nota anunciando las novedades del RD 6/2015, la Agencia Tributaria expone un ejemplo numérico que rescatamos y que sirve para entender mejor cómo tributan las participaciones preferentes en la declaración de la renta en caso de pérdidas y compensación del banco.

Estos son los datos de partida.

  • Inversión inicial en preferentes: 18.500 euros.
  • Cobro de 1.200 euros al año vía cupones durante los primeros ejercicios.
  • Canje de las participaciones preferentes por acciones valoradas en 15.000 euros.
  • Posterior venta de las acciones por 13.000 euros.
  • Acuerdo de compensación con el banco por 5.000 euros.

Según esto y teniendo en cuenta las opciones de tributación antes descritas. Si se opta por no aplicar lo dispuesto en el RD 6/2015:

  • Los cupones serían rendimientos de capital mobiliario.
  • El canje y conversión de las preferentes a acciones generaría una pérdida de 3.500 euros (15.000 de precio de venta menos 18.500 de valor de adquisición).
  • La venta de las acciones generaría una pérdida de 2.000 euros (13.000 de precio de venta menos 15.000 de precio de compra).
  • La compensación generaría un rendimiento positivo de 5.000 euros.

El resultado global al enfrentar la inversión de 18.500 euros al capital final percibido (18.000 euros) arrojaría un saldo negativo total de 500 euros. A efectos fiscales este saldo se dividiría en tres rentas.

  • Rendimiento de capital mobiliario negativo de 3.500 euros.
  • Pérdida patrimonial (acciones) de 2.000 euros.
  • Rendimiento de capital mobiliario positivo de 5.000 euros.

El total se traduciría en menos 500 euros, es decir, que se habrían perdido 500 euros en toda la operación de preferentes a lo largo de todos los años.

Las tres rentas se integrarían en las rentas del ahorro y podrían compensarse íntegramente unas con otras,

A la hora de declarar la primera alternativa sería la de declarar un único rendimiento de capital mobiliario que sería el resultado de sumar  la compensación más el valor de la venta de las acciones menos la inversión inicial. El resultado, de nuevo, sería de menos 500 euros.

La segunda alternativa es la que consiste en mantener las normas generales para los ejercicios 2013 y 2014, que permiten minorar el rendimiento del capital derivado de la compensación de 5.000 euros en el importe de la pérdida patrimonial derivada de la venta de acciones en menos de un año (normativa de 2014) y que es de 2.000 euros, que no se haya compensado.

¿Cómo tributan las participaciones preferentes en la declaración de la renta en el Impuesto sobre el Patrimonio?

La fiscalidad de las participaciones preferentes también incluye n el Impuesto sobre el Patrimonio, dado que forman parte del patrimonio que debemos declarar en el Impuesto sobre el Patrimonio.

Básicamente, habrá que sumar el dinero que hubiésemos invertido en participaciones preferentes al resto de nuestro patrimonio, excluida la vivienda habitual hasta los 300.000 euros, a la hora de calcular nuestra base imponible sobre la que después se aplicará el impuesto en caso de superar los 700.000 euros.

De nuevo, si una sentencia declaró nulas las preferentes y estuvimos obligados a declarar, podremos presentar una declaración sustitutiva que no incluya esa inversión.

¿Cómo tributan las participaciones preferentes en Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones?

La fiscalidad de las participaciones preferentes en la declaración de la renta también incluye el Impuesto sobre  Sucesiones y Donaciones, dado que forman parte de la base imponible  que debemos declarar en el citado impuesto cuando tengamos que declarar en virtud de una herencia o donación recibida.

Resumidamente,  al calcular la base imponible del caudal de la herencia habrá que sumar  las cantidades invertida en participaciones preferentes al resto de los bienes que forman la herencia,

De nuevo, si una sentencia declaró nulas las preferentes y estuvimos obligados a declarar, deberemos  presentar una declaración s complementaria  que no incluya esa inversión, pero que deberá incluir la valoración recibida tras la declaración de  nulidad.

Your Thoughts